Un cementerio para elementos antiguos arquitectónicos

¿Has leído La sombra del viento, de Carlos Ruiz Zafón alguna vez? Situado en Barcelona, nos cuenta sobre Daniel, el personaje principal, cómo, a través de su padre, descubre El Cementerio de los Libros Olvidados; una enorme y antigua biblioteca escondida del mundo y sólo abierta a unos pocos seleccionados. Pues, yo he descubierto el equivalente, pero en lugar de libros, es un cementerio para los antiguos elementos arquitectónicos. Desde fuera parece ser un viejo almacén que vende grandes puertas de madera y bañeras antiguas, pero si entras a través de un laberinto de baldosas viejas apiladas con diseños hermosos, descubrirás un espacio lleno de lámparas antiguas, cajones, mesas de madera, bancos y sillas, enormes sumideros de mármol, grifos y cabezales de ducha para bañeras antiguas, y en el fondo, montones y montones de ventanas y puertas antiguas. A Daniel se le permite elegir un libro para llevar a casa. Me gustaría que este lugar fuera igual. Me quedaría definitivamente con la escalera de madera, pero donde, donde ¿la pondría?